Aunque es verdad que les dedicamos mayor atención en verano, puesto que es la época en la que los llevamos al descubierto, nuestros pies requieren de cuidados todo el año. El zapato cerrado durante la temporada de invierno, los tacones, las chanclas, los roces… provocan sequedad, durezas, callos y grietas. Pero nada que no pueda solucionar una pedicura realizada por un profesional.

La mejor manera de mimar tus pies es acudiendo a nuestro salón de belleza, aquí en Valencia,  donde te realizaremos una pedicura de calidad.

Te pondremos los pies en remojo para que estén preparados para el posterior tratamiento de pedicura. Después, nuestra esteticista usará una lima o piedra pómez para eliminar las durezas de los dedos, los talones y las plantas de los pies. También tratará las cutículas con un empujador.  Seguidamente, se cortarán y limarán las uñas y se continuará con la exfoliación de la piel. A continuación, se procederá con un masaje de pies y una crema hidratante y se terminará,  si es el deseo del cliente, con el esmaltado de las uñas, como la pedicura permanente Studios, dándole así,  un toque de color a tus pies. ¡No te quedes sin tu pedicura hecha! ¡Pide cita ya!