Aunque la historia de la manicura se remonta al Antiguo Egipto y la China, desde hace algunos años, llevar las manos perfectas es más que una moda, sino que se ha convertido en el reflejo de nuestra personalidad, una ventana hacia nuestra manera de ser.

Y es que, sin importar el ritmo de vida y la ocupación que tengamos, las mujeres comprendemos que lucir unas manos y uñas cuidadas  le aporta un toque de feminidad a nuestro aspecto y nos hace sentir más seguras de nosotras mismas.

Conscientes de ello, en nuestro salón de belleza de Valencia, ofrecemos diferentes tipos de manicura en función de tus necesidades, gustos, preferencias y presupuesto.

La manicura no sólo se limita al decorado de la uña, sino que se ocupa del cuidado integral de la mano. De esta manera, los servicios de manicura básica incluyen: el acortamiento y limado de las uñas (aportando la forma deseada por el cliente), la eliminación de la cutícula, la hidratación de la piel y, por último, el esmaltado y la decoración.