Una manicura inofensiva… ¿es eso posible?

Manicura inofensiva

Mucha es la información que podemos leer por Internet sobre los peligros que conlleva la manicura permanente. Pero, ¿son ciertas estas afirmaciones? Veamos.

En primer lugar, elijamos a quién creer. Un especialista conoce los productos del mercado, las técnicas, la piel y el procedimiento mejor que nadie.

En segundo lugar,escojamos un centro de belleza con buena reputación, pues la manera de hacerla, es decir, la habilidad y profesionalidad del esteticistay los productos utilizados están muy relacionados conlos daños que puede sufrir la uña. Calidad salud.

En tercer lugar, tenemos que saber que existen varios tipos de manicuras, siendo algunas más respetuosas con la uña que otras.

La manicura permanente o semipermanente consisteen la aplicación sobre nuestra uña natural de elementos artificiales,a esto hay que añadir el proceso de preparación de la uña, pues se lima la superficie para lograr una mayor adhesión del producto. Esto último, implica el debilitamiento de la uña. Por estas razones, recomendamos dejar descansar la uña natural.

No obstante, estas no son las únicas opciones.En estas dos, se termina con una fase de decoración. Pero, la manicura consiste en mucho más que eso: implica cuidar tus manos y uñas. En nuestro centro de belleza tenemos un servicio: manicura sin pintar, que consiste en cortar, limar y dar la forma deseada a las uñas, cortar las cutículas e hidratar y masajear las manos.

Así que, la clave está en informarse bien sobre las diferentes manicuras, acudir a un centro especializado que utilice los productos más inocuos del mercado y elegir concienzudamente al profesional que te la va a realizar. Sólo de esta manera, podrás asegurarte de realizarte la manicura más inofensiva posible.